domingo, 10 de agosto de 2008

Nuestro viaje a Australia


Ver mapa más grande


El clima

Australia, como todo el hemisferio sur, tiene las estaciones opuestas a las del hemisferio Norte. En realidad Australia tiene un clima mediterráneo en su parte Sur y tropical en su parte Norte. En la zona tropical, por encima del trópicao de Capricornio, se puede decir que sólo hay dos estaciones: la húmeda y la seca. La primera iría de octubre a marzo y la seca de abril a septiembre, aproximadamente.

Uluru 2007


Nosotros viajamos en junio-julio. En el sur (Sydney y el outback, el desierto) hizo bastante frío por las noches (casi cero grados), aunque en el outback durante el día se estaba a unos agradables 22 grados. En Sydney hizo mucho más frío incluso durante el día, lo que implica jersey + chaqueta.



En cualquier caso creemos que el mejor momento para viajar es al final de las estaciones, de la húmeda porque encontrarás las cataratas al máximo de su capacidad (aunque a muchas no podrás llegar) y de la seca porque además de que empiezan a subir las temperaturas, en Parques Nacionales como Kakadú las charcas se reducen bastante y la densidad de animales que se acercan a beber te facilitará observarlos.



El visado

Para viajar a Australia hace falta un visado, salvo que seas británico. Existen bastantes países (entre ellos España) que lo pueden tramitar electrónicamente. Si vas con agencia de viajes deberían hacértelo ellos. Cuesta 8 euros aproximadamente. Lo puedes sacar por internet pero no os lo recomiendo: su página tiene (o tenía) graves problemas de seguridad, y,dado que hay que dar tu tarjeta de crédito, mejor abstenerse. Si te acercas a la embajada en Madrid, te lo tramitarán gratis (creo que sólo hasta las 12 am, mejor llamar antes), cuidado, puede haber algo de cola (30 min.)

Fechas



Bueno, probablemente lo más importante sea el clima, pero también hay que considerar otra cosa: las medusas (jelly fishes). En la costa oriental de Australia hay medusas venenosas 6 meses al año, que pueden incluso causar la muerte. En manly beach (Darwin) hay carteles que recomiendan bañarse con licra y tener siempre a mano vinagre. Yo me metí hasta la rodilla con más miedo que otra cosa, había algún australiano bañándose y el socorrista que te ofrece agua y crema solar periódicamente (el cancer de piel es el triple en Australia que en el resto del mundo occiental).

El caso es que las medusas predominan en los meses de primavera-verano (octubre a abril) hasta el punto en que la mayoría de las playas tienen prohibido el baño. Los australianos suelen tirar de ríos para sofocar el aplastante calor de su verano (más de 40 grados) aunque algunas playas tienen poco efectivas redes antimedusas (los tiburones blancos solo son un problema en el sur, Adelaida, Perth...)

Aduanas: medicamentos, fruta...


Las aduanas son bastante más duras que en Europa, no se puede llevar nada de fruta y supuestamente pueden pedirte un certificado médico traducido para los medicamentos que lleves. Nosotros, por si acaso lo hicimos, el certificado te lo hace el médico de cabecera con el papel oficial que compras en la farmacia, y la traducción los la hizo Belén ( ).

Sí que es cierto que nos preguntaron y requisaron una manzana que se nos olvidó sacar de la mochila.

Qué ver y cuánto tiempo

Bueno, un poco en la línea del anterior post, el itinerario nunca nunca debería saltarse: el Uluru, el Outback, Litchfield (y/o Kakadú), Cape Tribulation y, sobre todo, la gran barrera de coral.

Lo cierto es que muy pocos viajes organizados abarcan todo esto, nosotros pedimos presupuesto a una agencia de viajes para un "viaje a medida" y salía por unos 4000 euros por persona (en hoteles de baja categoría). Ya comentaré por cuanto nos salió por nuestra cuenta, pero calculo que unos 3000 euros (eso sí, en hostales, más de uno prescindible).

Uluru: mínimo dos días para ver un amanecer y un anochecer. Lo ideal es quedarse uno par de días más y hacer excursiones guiadas por aborígenes y conocer la historia de la roca.

Outback: de lo más auténtico, nosotros lo recorrimos en autobús (3-4 días). Hay quien se bajó en Tenant Creek (mitad de camino) y se quedó unos días más. Recomendable.

Lichfield: incluida en la excursión de Kakadú, casi mejor que éste.
Kakadú: hay recorridos de 2 a 4 días (el de 4 incluye Lichfield), con 2 creo que es poco. Nota: el museo aborigen, prescindible.

Cape Tribulation: nosotros estuvimos 4 noches para relajarnos, pero con 2 es suficiente para conocerlo.

Barrera de Coral: estuvimos dos días buceando, primero en Fitzroy Island (bien) y luego en la outer barrier (barrera exterior), impresionante, para mí lo mejor del viaje.

En Darwin recomiendo que estés lo mínimo posible, es una especie de Benidorm australiano lleno de ingleses borrachos buscando juerga, aunque tiene alguna cosa que se salva, como el mercadillo en mindi beach.

Cairns es más bonita, con pelícanos y loros en la zona de la playa, peces del fango, una piscina gigante pública junto a la playa (ya que ésta no es apta para el baño)...

Sydney es muy bonita, da para dos o tres días. También nos recomendaron Melbourne, pero no tuvimos tiempo...

Guías de viaje

Nos llevamos la de National Geographic, puesto que la Lonely Planet no existía en español en 2007. Lo cierto es que es una buena revista, con muy buenas fotos, pero con muy pocas direcciones de interés y pocos detalles (numeros de teléfono, etc.) Mucho mejor la Lonely o incluso la Rough Guide, porque intuimos que muchos alojamientos y puntos turísticos sufrían en efecto Lonely, al aparecer en la famosísima guía empiezan a estar saturados.

Londres

Si pierdes el enlace, el aeropuerto te proporciona alojamiento y desayuno, un nuevo billete que en nuestro caso fue 24h más tarde, eso era, a las 22h del día siguiente. Tuvimos que cambiar algo de dolares australianos a libras, ya que la comida corría por nuestra cuenta. El equipaje se queda retenido en el aeropuerto y te dicen que al día siguiente cuando vayas a facturar, que lo buscan. Mi recomendación es que intentes que te lo den en ese momento (se puede pq a una que venía con nosotros en el avión sí se lo entregaron porque ella lo pidió) porque a nosotros una de las dos mochilas nos llegó 6 días después, ya en Australia. En el aeropuerto te porporcionan un mini neceser con un pijama y productos de aseo, pero bastante cutre comparado con el que nos dieron más tarde en el aeropuerto de Ayers Rock cuando reclamamos que faltaba un equipaje.



Nos mandaron a dormir a un hotelito cerca del aeropuerto de la cadena Holiday Inn que estaba bastante bien y después de desayunar nos fuimos a visitar algo de Londres (yo ya lo conocía) para no perder el tiempo y para ver si se nos iba el cabreo. Era domingo, por lo que nos dirigimos en metro al mercadillo de Candem. Comimos por allí en algún puesto de esos de comida oriental y sobre las 5 o así nos fuimos hacia el aeropuerto.

ULURU

El Uluru, junto con la Ópera de Sydney, son los dos símbolos más conocidos de Australia.

El Ulurú es un monolito enigmático e hipnótico que cambia de color según la posición del sol, siendo de un color marrón en las horas centrales del día y tornasolándose cada amanecer y atardecer en colores naranjas, rojos y destellos púrpuras. Actualmente, este impresionante monolito mide 350 m y es un lugar sagrado para los aborígenes de allí, los anangu.
Según los aborígenes, el Ulurú cuenta le historia del enfrentamiento entre dos serpientes creadoras del mundo.



Llegamos a Sydney y, tras pisar suelo australiano unos minutos, cogimos nuevo enlace con dirección al aeropuerto de Ayers Rock. Casi no llegamos, aterrizamos a las 6.00AM (sorprendentemente puntuales...y es que Qantas no es British Airways, es muuucho mejor...) y el otro vuelo salía a las 7.30, pero el transbordo no es demasiado largo.

El vuelo a Ayers Rock que tiene una duración de unas 3h, recorre parte de Outback durante la mayor parte del vuelo. Si podéis, elegir las ventanillas de la parte izquierda del avión (creo que los A Y B, nosotros tuvimos la suerte de que nos acomodaron en ellos), porque es desde esos asientos desde donde se tienen unas vistas privilegiadas del Ulurú y de las Olgas según se está llegando. Para mí fue uno de los momentos más impactantes de todo el viaje. Fue cuando comprendí que realmente estábamos en Australia.


El aeropuerto parece de juguete de esos que sólo se ven enlas películas, tiene una única pista y sólo 2 vuelos al día. Desde la puerta salen cada hora unos autobuses gratuitos que te trasladan a la zona de los alojamientos turísticos, a unos pocos minutos de allí.
La zona de alojamientos turístico está plenamente integrada en el paisaje, y hay alojamientos de lujo hasta camping. Nosotros nos alojamos en el YHA en habitación de 4, pero sólo había una japonesa y nosotros 2. Fue el único sitio en el que compartimos alojamiento.




Llegamos por la mañana, y por la tarde, contratamos allí una excursión para ir a ver el atardecer al Uluru. Aquello fue espectacular.
A la noche, cenamos en el bar del alojamiento, una barra en la que se compraba la carne o pescado crudo y que luego tú mismo te hacías en unas parrillas. No era caro y la variedad que había era de lo más exótico: canguro, cocodrilo, tiburón y otras especies. Nosotros optamos por el canguro que estaba delicioso.

La temperatura en el centro de Australia es fría en los meses de junio, julio, agosto... allí es invierno y aunque por el día te manejas bien con una manga larga, por la noche te hará falta jersey y cazadora.

A la mañana siguiente, fuimos a ver el amanecer con una excursión que ya llevábamos contratada desde España, con Anangu Tours (tel 0889503030) , que tras recogerte en tu alojamiento, te llevan allí, te dan de desayunar mientras disfrutas del amancer y luego te llevan a una reserva aborigen donde hay un aborigen con el que pasas un par de horas mientras te enseña a hacer fuego, pegamento, tirar lanzas para cazar canguros... fue divertido.
Para que nadie se asuste, el amanecer es sobre las 6 de la mañana, con lo cual te tienes que levantar a eso de las 5:15... ufffff que palizaaaa.
Al mediodía fuimos a comer y a las 16h nos vino a recoger un autobús que estaba haciendo una ruta de mochileros con destino Alice Springs, el corazón del Outback. Ya lo teníamos contratado desde España también (cuesta unos 50 euros). Otras opciones: greyhound bus.

Al marcharte puedes ver Kings Canyon de lejos. Si te sobran los días puedes hacer excursiones por allí.




Ver mapa más grande

Nuestra recomendación es que si váis por allí, es más que recomendable dar un paseo por la base del uluru para poder contemplarlo de cerca y poder tocarlo. Nosotros dimos el paseo pero como a 500 metros de distancia.

Otra cosa, hay turistas que quieren subir a la cima del monolito y lo hacen, y si es loque queires hacer puedes, pero tienes que tener en cuenta que a los aborígenes no les parece correcto porque es su lugar sagrado. Ahí queda dicho, que en el respeto está la clave de la convivencia intercultural.

PRECIOS:

Vuelo sydney- ayers rock: 176 euros
Alojamiento 1 noche - 22 euros
Excursión anochecer en el Urulu: 20 euros.
Excursión amanecer en el uluru + paseo "Liru" + desayuno, etc: 75 euros.

El Outback, a través del desierto






Dormimos una noche en Alice Springs. Dimos una vuelta pequeña pero suficiente para "sentir" la ciudad más insegura del Territorio Norte. Lo cierto es que hay muchísimos aborígenes alcoholizados, esto es un problema en Australia, debido a la usurpación de territorios, las subvenciones, el desempleo, etc...

Ver mapa más grande

Dormimos en Annie's Place, no muy recomendable :S, la cena buena (por 5 AU$ rollo plato combinado) pero el desayuno muy triste (tostadas frías con mermelada, porque salíamos pronto de tour, 6:00 AM), la habitación bastante cutre y los jóvenes de botellón en la puerta hasta las tantas.

Como decíamos en el anterior post, recorrimos el desierto con los chicos de Wayward, que al final resulta ser la misma compañía que Oz Experience. Fueron 2000 kilómetros en 3 días (hicimos el Territory Run). Recomendado si quieres conocer gente (sobre todo europea eso sí), ayudar un poquito con la cocina y conocer el desierto de una forma segura. Todo el viaje es por la Stuart Highway: Stuart fue el primer explorador que recorrió Australia desde el Índico hasta el Pacífico.



Aquí podrás conocer la historia de las Devil's Marbles, que son huevos que puso la gran serpiente, dormir en una granja típica australiana, en chozas semipermanentes en mitad de la nada (con colchón, muy cómodas, de dos personas... ;) ), contar historias alrededor de un buen fuego, conocer el primer puesto de telégrafo en Tennant Creek que fue atacado por los aborígenes, tomar una cerveza de gengibre (ginger beer) en el pub más recóndito de Australia, en Daly Waters...no dejs de montar en canoa en Katherine (hay cocodrilos, pero pocos), es una garganta espectacular.




Darwin

Darwin es una ciudad reconstruida después del ciclón Tracy. Es una suerte de Benidorm con toques australianos, donde se juntan ingleses que aunque parezca mentira vienen hasta aquí a emborracharse y buscar juerga con europeos en busca de aventuras. Es punto de partida de un montón de tours, sobre todo al cercano Kakadu.

Como ciudad no hay mucho que ver, Mindi Beach tiene un mercadillo interesante. Cerca encontrarás campos de criket, un curioso cementerio con asiáticos y poco más. Aprovecha para hacer algunas compras, aunque si vas a pasar por Cairns, mejor déjalo.



Kakadu y Lischfield

Kakadu es posiblemente el parque más famoso del Territorio Norte, es donde acaba Cocodrilo Dundee 2. Personalmente disfruté mas Lischfield, el grupo y la guía tuvieron mucho que ver también. Aquí encontrarás cocodrilos, humedales, miles de aves (es admirado por esto). Asegúrate de que tu crucero de cocodrilos incluye alimentarlos, dicen que es espectacular (el nuestro no lo tuvo :(



Al final de la etapa seca es más fácil ver animales ya que las charcas son más reducidas. Hay charcas que no desaparecen en todo el año, son los Billabongs: siempre agua en lenguaje aborigen.

Uno de los lugares más espectaculares son las Jim-Jim falls, dos cataratas de unos 30 metros de caída. Podrás bañarte en sus frías aguas (casi nunca hay cocodrilos) incluso si te atreves podrás colocarte bajo ellas. Yo no llegué porque el agua estaba helada. En la época de lluvias son aún más espectaculares, pero te arriesgas a no llegar hasta allí, a veces la carretera se pone impracticable. Una de las mejores cosas, como pasa a lo largo de todo el viaje, es la escasez de turistas. Hay, pero pocos.



El anochecer en Yellow Waters también es espectacular, también hay cruceros de cocodrilos (croc cruises).



Cairns nos pareció una ciudad magnífica. Ya hemos salido del Territorio Norte, estamos en Queensland. El vuelo es de unas dos horas. Para llegar al aeropuerto los hostales suelen gestionarte un taxi compartido o un autobús, por unos 10 AU$. En Cairns el transporte hasta el hostal estaba incluido. Nos quedamos en Caravella Backpackers , posiblemente el mejor de todos, aunque también tenía sus inconvenientes, en recepción había bastante cola, aunque eran muy majos y nos ayudaron a decidir dónde ir en la barrera de coral, dónde probar carne de cocodrilo...la cena está incluida en el precio, un plato combinado ligerito en un pub con mucho ambiente donde nos encontramos a los segundos españoles que veíamos en todo el viaje.



Respecto a shopping, se pueden comprar corales legales (en teoría no se pueden llevar ni el coral muerto de la playa. Si coges coral vivo de la barrera voy y te corto el brazo -.-), también había una tienda hippie muy interesante y puestecillos. Intenta dejarte una mañana para aprovechar la "playa artificial". En la playa real no te puedes bañar, es fangosa y alguna vez han visto un cocodrilo. Nosotros vimos cangrejos, pelícanos, peces del fango, loros de colores...si hay alguna nube el anochecer es espectacular, no te lo pierdas.

De aquí partimos a las selvas del norte.

Desde Cairns cogimos un tour hacia el aislado Cape Tribulation. Hay varias maneras de llegar pero lo mejor es hacer un tour de un día que, por poco más, va parando y enseñándote cosas. El guía además era muy simpático y se le escapó su mascota por el autobús, las francesas gritaban como locas, será porque era una tarántula.



En Cape Tribulation estuvimos 4 días relajándonos, hicimos una ruta exploradora nocturna, aunque vimos pocos bichos, aseguráos de ir los primeros de la excursión. También hicimos piraguas (se suelen ver tortugas).



Luego en la playa se nos apareció un cassowary (casuario), en el parking del hotel un reptil, en el mar tortugas...



Te puedes bañar en la playa, pero con cuidado, sobre todo por las medusas asesinas, y también por los cocodrilos de agua salada, aunque son menos frecuentes.



Nos alojamos en "Beach House" en las cabañas de St.Crispin, que son las mejores, pero ¡ojo! pedid que no sea la que está al lado del bar que tiene mucho ruido y menuda faena venir hasta el fin del mundo para que la música no te deje dormir...

Después de visitar Queensland tomamos el último avión interno a Sydney, esta vez sin problemas.

Allí nos alojamos, por recomendación de la Lonely Planet, en el Original's Backpackers. Normalito, limpio, tranquilo, pero el baño, compartido, bastante cutre. Por fuera, muy bonito.
Paseando bajamos hacia la ópera, atravesando un parque con enormes murciélagos:

Luego, por supuesto, vimos la ópera, por fuera, aunque hay recorridos guiados por dentro no queríamos pasar demasiado tiempo allí...

Además de eso, visitamos "The Rocks" un barrio antiguo de pescadores más bien normalito, aunque tenía pinta de cenarse bien.

Al día siguiente nos cogimos un ferry hasta Manly Beach, un barrio de las afueras de Sydeny donde por fin pudimos ver a los surferos locales, tampoco tenían tanto nivel...

Tratamos de subir a la torre de Sydney pero había tres horas de cola, si queréis hacerlo os recomiendo que vayáis con tiempo y a primera hora si puede ser. También se puede subir a lo alto del puente, en plan escalada, ahora me arrepiento de no haberlo hecho.

Por lo demás, pasamos los días arrasando en las tiendas Rip Curl y Billabong (mucho más baratas que en España), y lamentándonos de que el viaje se acababa...

No hay comentarios: